El Aro Azul

“El aro azul no era un aro cualquiera. Era un aro diferente a los demás. Era un aro mágico. Era el símbolo de la diabetes.

Había sido creado por unas manos especiales, unas manos generosas, unas manos entusiastas, unas manos marcadas por miles de pinchazos, unas manos capaces de abrazar en la distancia.

La magia del aro residía en que cambiaba la vida a todo aquel que lo tocaba. Le daba fuerza para luchar en las batallas mas duras, valentía para ser los mejores guerreros y amor para cuidarse entre los que tenían el privilegio de tocarlo.

Así nació una unión que surgió hace mucho tiempo y que duró para siempre, porque todo aquel que lo tocaba se convertía en invencible para la eternidad.

Esa fuerza hizo que todos decidiesen tocarlo y así surgió un gran proyecto “La Transdiabetes”. Algo único, algo memorable, algo que les unió más aun. Allí no había diferencias, daba igual ser tipo 1, 2 o 3. Todos estaban unidos por una causa: dar a conocer su historia.

Se pusieron manos la obra y tras muchos esfuerzos, luchas y sacrificios consiguieron que el mundo les escuchase, que compartiese sus ilusiones y que se involucrasen muchas personas en el proyecto. En aquel preciso instante supieron que lo habían conseguido. Ya nada les podía parar….

Se cogieron de las manos y juntos consiguieron volar…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s